Devocional Semanal

Cómo Leer La Biblia en un Año

El leer la Biblia, el manual de instrucciones de Dios, es el mejor enfoque para llegar a entender el propósito de Dios para su vida.

Escrito por Lois on 09/01/2016

Esfuérzate para poder presentarte delante de Dios y recibir su aprobación. Sé un buen obrero, alguien que no tiene de qué avergonzarse y que explica correctamente la palabra de verdad. (2 Timoteo 2:15)

Hay varias maneras de leer la Biblia en un año. Algunas opciones son el leerla de principio a fin, desde un punto de vista histórico, en orden cronológico, o leyendo pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento alternadamente. Escoja el método que más le guste o sea más conveniente. Recuerde que es un libro bastante extenso por lo que le recomendamos que vaya poco a poco. Si usted se percata que está perdiendo la concentración y/o el contenido le confunde, le aconsejamos que siga las siguientes reglas:

Lea la Biblia pensando en el Autor

La Biblia es la vía principal a través de la cual el Espíritu Santo se comunica con nosotros. Si usted desea escuchar de Dios, lea, estudie, memorize y medite en Su Palabra. Si se confunde mientras está leyendo, recuerde que usted tiene acceso directo al Autor. Pídale que le ayude a entender con claridad lo que está leyendo. “Pero fue a nosotros a quienes Dios reveló esas cosas por medio de su Espíritu. Pues su Espíritu investiga todo a fondo y nos muestra los secretos profundos de Dios.” (1 Corintios 2:10)

Lea la Biblia pensando en el Personaje Principal

“El Espíritu Santo les dirá lo que es la verdad y los guiará. Él les hará saber todo acerca de mí, y así me honrará.” (Juan 16:13,14) El Nuevo Testamento es la historia y las enseñanzas de Jesús y la Iglesia que Él fundó. (Mateo 16:18) En Juan 1:45 dice lo siguiente: “Hemos encontrado a aquel de quien Moisés escribió en la Biblia, y del que también hablan los profetas. Es Jesús de Nazaret, el hijo de José.” En el Antiguo Testamento, Jesús también es el personaje principal. Al leer con esto en mente, muchas de las partes que pudiesen parecer misteriosas, se pueden entender más claramente.

Lea la Biblia pensando en el Cambio

La Biblia es personal. No es un libro con datos e historia. Santiago, el medio hermano de Jesús, compara el leer la Biblia y no cambiar, con una persona tonta que se mira en un espejo, ve que está desaliñado pero no intenta arreglarse: “¡Obedezcan el mensaje de Dios! Si lo escuchan, pero no lo obedecen, se engañan a ustedes mismos y les pasará lo mismo que a quien se mira en un espejo: tan pronto como se va, se olvida de cómo era.” (Santiago 1:24) La Palabra de Dios tiene el propósito de persuadirle sobre la veracidad de Su poder, Su gloria, y Su amor. La misma fue escrita para darle esperanza y hacerle santo. “Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu palabra, la cual es la verdad.” (Juan 17:17) Más que nada, Dios quiere que nos parezcamos a Jesús: “Pues Dios conoció a los suyos de antemano y los eligió para que llegaran a ser como su Hijo…” (Romanos 8:29)

Ore esta semana:

Padre, muéstrame por qué es importante leer Tu palabra.


¿Se confunde usted cuando lee la Biblia?

Haga clic AQUÍ para ayudarle.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

Parte 12: El Poder de la Biblia

La Palabra de Dios puede tener un gran poder en su vida.

Lea más

¿Por qué Leemos la Biblia?

Tal vez usted ha escuchado a otros referirse a la Biblia como “la Palabra de Dios” o “la Escritura”. Pero, ¿por qué Dios usó este libro para compartir Su historia? Y, ¿por qué debería importarle?

Lea más

¿Entiende usted la Biblia cuando la lee?

La Biblia como una imagen completa del Salvador

Lea más

Cómo Convertir en Hábito el Leer la Biblia Diariamente

Comience una práctica que nutre su vida espiritual y le hace a usted útil a Dios

Lea más