Devocional Semanal

Jesús se une a Nosotros

Jesús, el gran y único regalo que necesitamos.

Escrito por GodLife on 25/12/2018

En el principio la Palabra ya existía. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. El que es la Palabra existía en el principio con Dios. Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él.

Juan 1:1-3

Fiestas... Regalos... Música... Algarabía... Familia... Amistades... Tristeza... Depresión... Soledad... Desempleo... Problemas... La Navidad incluye muchos de los anteriores para unas personas y otros, para otras personas. Hasta cierto punto, muchas de éstas son representaciones de la locura de la sociedad en que vivimos y durante esta época navideña se tienden a incrementar. ¿Alguna vez se ha puesto a pensar de qué verdaderamente se tratan las festividades?

La historia de la Navidad es bien conocida. Es posible que usted haya escuchado algo de eso antes; sobre pastores que escuchan buenas noticias, un ángel que se aparece a los hombres sabios y más. La historia es que Jesús, quien es Dios, nació de una virgen en el pequeño pueblo de Belén. Esto puede parecer extraño. ¿Cuál fue la razón por la cual Dios se hizo humano? ¿Por qué nació Jesús?

La Verdad acerca de la Navidad

Jesús es el gran y único regalo que necesitamos; en la Navidad, ayer, hoy, y siempre. Él es el centro de la celebración y si usted tiene personas a su alrededor con quien celebrar la Navidad, le animamos a aprender el por qué. Y si usted está triste por no tener personas a su alrededor, o algún otro motivo, le animamos a aprender el por qué Él es el centro de la celebración y a ver cómo Él puede darle la alegría que esta época representa.

La Biblia dice que Jesús existió al principio de los tiempos. Él creó el mundo. (Vea Juan 1:1-3) Si usted se toma el tiempo para considerar lo que sucedió en Navidad, eso debería sorprenderle. Jesús, el creador de la Tierra, se convirtió en algo que Él creó: un ser humano.

Uno de los beneficios de que Jesús se convirtiera en humano es que Él sabe lo que es ser tentado, pero Él no hizo nada malo en Su vida. En Hebreos 4:15 podemos leer que "Nuestro Sumo Sacerdote comprende nuestras debilidades, porque enfrentó todas y cada una de las pruebas que enfrentamos nosotros, sin embargo, él nunca pecó." Su vida perfecta nos mostró la gloria de Dios. (Vea Juan 1:14). La misión de Su vida era dirigir a las personas a arrepentirse, confesar y alejarse del pecado, y creer en Él. (Vea Marcos 1:15)

El Jesús hacerse humano fue un acto de humildad asombroso. 1 Pedro 3:18 nos dice que Cristo "sufrió por nuestros pecados una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió por los pecadores para llevarlos a salvo con Dios. Sufrió la muerte física, pero volvió a la vida en el Espíritu." En otras palabras, el objetivo final de que Jesús se convirtiera en un ser humano era: morir en la cruz y vencer a la muerte y nuestro pecado. Él murió, fue enterrado y luego resucitó tres días después.

Lo que Ésto significa para Usted

El hecho de que Dios se hizo humano y se sacrificó para salvarnos de nuestro pecado es maravilloso. No hay mejor manera para que el Rey del mundo nos muestre Su amor que entrar en nuestro mundo desordenado y pecaminoso, y nos ofrezca a través de un sacrificio, una manera de restaurar nuestra relación con Él. Él es el único camino por el cual esto es posible.

Jesús mismo dijo: "—Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí." (Juan 14:6)

Qué cosa tan fascinante para celebrar: ¡que Dios nos amó tanto que sacrificó a Jesús, Su único Hijo, para que nosotros podamos llegar a ser Sus hijos (Juan 3:16)! Y a través de Su muerte en la cruz, el entierro y la resurrección, esto es lo que se hizo posible: Que usted puede elegir pedirle a Jesucristo que perdone sus pecados y aceptarle como su Señor y Salvador.

¿Ha aceptado este asombroso regalo de salvación que Jesús está ofreciendo? ¿Quiere aceptar Su regalo de salvación?


Ore esta semana:

Usted puede aceptar el asombroso regalo de salvación que Jesús ofrece hablando directamente con Él en este momento, diciéndole:

“Dios, confieso que he pecado contra ti. Yo creo que Jesús entró en el mundo para vivir una vida perfecta y morir por el perdón de mis pecados. Yo creo que Él derrotó a la muerte cuando resucitó de entre los muertos. Yo quiero servirte siempre. Muéstrame cómo hacerlo, Dios. En el nombre de Jesús, Amén ".

NO

Necesito ayuda para tomar esta decisión.


¿Cómo podemos ayudarle a entender este regalo que Jesús ofrece? Nos encantaría continuar animándole y ayudándole a crecer en su fe en Cristo.

Haga clic AQUÍ para hablar con alguien.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

Nacido en Navidad, vivo Por Siempre

El nacimiento de Jesús fue milagroso en más de una manera.

Lea más

El Nacimiento Más Asombroso de Todos

Navidad

Lea más