Devocional Semanal

¿Qué Significa Perdonar a Otros?

La libertad de dejar ir.

Escrito por June Hunt on 13/11/2018

...sean amables unos con otros, sean de buen corazón, y perdónense unos a otros, tal como Dios los ha perdonado a ustedes por medio de Cristo.

Efesios 4:32

Imagine que usted es un corredor y está compitiendo en los Juegos Olímpicos. Usted tiene las zapatillas adecuadas, los pantalones correctos, la camisa correcta. Sin embargo, algo está terriblemente mal. ¡Encadenada a su tobillo hay una pesada bola de acero sólido! Es demasiado el peso, y usted no puede terminar la carrera. ¡Si tan solo pudiera encontrar una manera de quitarse la cadena! Lamentablemente, usted no cree tener la llave para abrir la cerradura de la cadena en su pierna.

Luego, a usted le dicen que sí tiene la llave de la libertad. Usted rápidamente se suelta, y ¡ah, qué libertad! Es como si esa pesada bola de acero milagrosamente se convirtiera en un gran globo de helio. La carga se levanta, el globo se libera y el peso desaparece.

En nuestra vida diaria, la falta de perdón puede ser una pesada bola de acero que no nos permite movernos. Podemos enfocarnos en el dolor que se nos ha causado y podemos desear venganza por ese pecado. Sin embargo, la Biblia dice que podemos escapar de esta carga y que la clave es el perdón, "quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante." (Hebreos 12:1

Pero, ¿por qué es tan difícil en ocasiones, perdonar a los demás? Si alguna vez ha sido traicionado por un amigo, probablemente durante un tiempo usted sintió que el dolor no pasaría. En este momento de dolor, la falta de perdón proporciona una ilusión de poder, que es algo que todos inherentemente deseamos. Al rehusarnos a perdonar, sentimos una sensación de poder, y nos llenamos de fuerza al aferrarnos al odio. Y cuando nos vengamos, en realidad estamos participando en un juego de poder. Pero así no es como Cristo quiere que vivamos. Él quiere que perdonemos.

¿Pero cómo? La clave para perdonar a los demás es justamente entender qué es perdonar.

Perdonar significa liberar su resentimiento hacia su ofensor.

En el Nuevo Testamento, el verbo griego “aphiemi” significa principalmente "enviar lejos"; en otras palabras, "perdonar, enviar lejos o soltar el castigo cuando alguien le maltrata". Esto implica que necesitamos ceder nuestro derecho a escuchar un "lo siento", dejar ir nuestro derecho a amargarnos, y dejar ir nuestro derecho a desquitarnos. La biblia dice. “Sean comprensivos con las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerden que el Señor los perdonó a ustedes, así que ustedes deben perdonar a otros.” (Colosenses 3:13)

Perdonar es ceder sus derechos respecto a la ofensa.

Esto significa que usted debe ceder su derecho a vivir en la ofensa, entregar su derecho a aferrarse a la ofensa y dejar ir su derecho a seguir mencionándola. La Biblia dice: “Cuando se perdona una falta, el amor florece, pero mantenerla presente separa a los amigos íntimos” (Proverbios 17:9).

Perdonar es reflejar el carácter de Cristo.

Así como Dios nos extiende el perdón en Cristo, nosotros estamos llamados a perdonar a los demás. Perdonar es extender misericordia, dar el regalo de gracia y liberar al ofensor. Jesús enseñó a Sus discípulos a orar: y perdónanos nuestros pecados, así como hemos perdonado a los que pecan contra nosotros”. (Mateo 6:12)

Quizás usted se esté preguntando ... ¿Qué puedo hacer cuando no siento que puedo perdonar? Cuando usted sienta que no puede hacer algo que debería hacer, examine sus pensamientos. Aunque usted no puede controlar lo que hacen sus ofensores, usted puede controlar lo que usted piensa acerca de ellos. Dios nos aconseja mucho acerca de lo que deberíamos filtrar fuera de nuestro pensamiento. Imagine que la Biblia es un "filtro de pensamientos", una herramienta que nos ayuda a filtrar los pensamientos que no deberíamos dejar entrar en nuestras mentes. Evalúe ahora sus pensamientos acerca de las personas que le ofenden. ¿Fluyen sus pensamientos de manera natural a través del "filtro de pensamientos" como en el siguiente pasaje de las Escrituras? “Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza." (Filipenses 4:8)

Si no, ¡atrápelos antes de que pasen por el filtro y sáquelos! Cuando usted cuidadosamente escoge en lo que vive, sus emociones comenzarán a alinearse, y eventualmente sentirá el poder perdonar.


Ore esta semana:

Señor Jesús, gracias por preocuparte por todo cuánto ha herido mi corazón. Tu sabes el dolor que he sentido por (liste cada ofensa). En este momento, pongo todo ese dolor en Tus manos. Gracias Jesús, por morir en la cruz por mí y por extenderme Tu perdón. Como un acto de mi propia voluntad, escojo perdonar a (diga los nombres de las personas). Yo rechazo todo pensamiento de venganza. Confío que en Tu tiempo y a Tu manera, Tú obrarás con mi ofensor como Tu lo consideres apropiado. Y Señor, gracias por darme Tu poder para perdonar de manera que pueda ser liberado(a). En Tu santo nombre, Amén.


¿A quién necesita perdonar hoy?

Haga clic AQUÍ para hablar con alguien al respecto.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

El Perdón Podría Dar Paso a la Reconciliación

Debemos seguir Su ejemplo siendo “compasivos y misericordiosos, lentos para la ira y llenos de amor inagotable.” (Salmos 103:8).

Lea más

El perdón de Dios Por Su Pecado

El pecado arruina su vida. ¿Quién es suficientemente poderoso para perdonarle y renovarle?

Lea más

Dios Perdona a Todos

Cualquiera que sea su trasfondo o su testimonio – Dios puede usarlo para ayudar a otros a que Le conozcan, amen y le sigan.

Lea más