Devocional Semanal

Una Nueva Vida en Jesús

Una historia de sanación en el poder y el propósito de Dios

Escrito por GodLife on 20/02/2018

Sin embargo, te he perdonado la vida con un propósito: mostrarte mi poder y dar a conocer mi fama por toda la tierra.

Éxodo 9:16

Cada día, personas alrededor del mundo se conectan con nosotros a través de Godlife. Estas personas están luchando con enfermedades, con desempleo y sufrimiento en sus vidas, entre otras cosas. ¿Qué es lo que todos tienen en común? Al igual que usted, todos están buscando el propósito de Dios en su vida. Hoy queremos compartir la historia de José; una historia del gran poder de Dios en medio de la enfermedad.

Viviendo con miedo

Las palabras no habían terminado de salir de la boca del doctor cuando José sintió como una devastadora ola de miedo le sobrecogía completamente. "Fibrosis quística". Los pensamientos invadieron su cabeza. "No voy a vivir una vida completa. ¿Cómo puedo vivir una vida normal? ¿Qué significa todo esto?"

La mayoría de las personas diagnosticadas con esta enfermedad, incluyendo la madre de José, mueren antes de llegar a los 50 años. Desde su diagnóstico, José, un joven de Estados Unidos, ha tenido que lidiar cada día con el miedo, la ansiedad y la preocupación que acompañan a la fibrosis quística, sin mencionar los costosos medicamentos que ayudan a tratar esta enfermedad.

Otro factor que el diagnóstico le trajo a José, fue la urgencia a vivir la vida; algo con lo cual la mayoría de las demás personas no están forzadas a vivir. El tener que enfrentar su mortalidad a una edad temprana, José comenzó un viaje frenético en busca de respuestas espirituales.

En el comienzo de su búsqueda, de manera divina, José se cruzó con una presentación del evangelio en GodLife, lo cual le llevó a considerar más seria y completamente su transfondo cristiano. Luego de enviar una pregunta, José fue conectado con Mike, un Misionero en Línea, y su vida cambió para siempre.

Claridad en medio de la dificultad

Después de solo unos pocos mensajes, José se sintió tan a gusto y seguro hablando con su Misionero en Línea, que le hizo una de las preguntas más importantes en la vida: ¿Cómo puedo estar seguro de ser soy salvo? 

"Cuando he tratado de estudiar la Biblia o de escuchar acerca de personas que se salvan o de lo importante que es ser salvo, hay una voz que sigue diciéndome: "¿Has sido realmente salvado por Dios? Simplemente parecía demasiado bueno para ser verdad ", dijo José. "Sigo escuchando la voz y estoy empezando a dudar de mi salvación... Creo que eres la única persona a la que puedo recurrir, Mike. Espero que me puedas ayudar."

A este punto en su vida, José pensaba que era salvo porque había sido criado en una familia cristiana. Con el Evangelio completamente explicado por Mike, José se dio cuenta de una sorprendente realidad: él nunca había puesto toda su fe en Jesús como su Señor.

"Después de leer tu mensaje, llegué a la conclusión de que realmente yo no he aceptado a Jesús y no le he permitido salvarme y reconciliarme con Dios... Hoy verdaderamente acepté a Jesús como mi salvador y como Señor de toda mi vida. Oré para que Él me ayude a encaminar nuevamente mi vida hacia Dios y que me llene con el Espíritu Santo para yo poder tener la vida y el carácter que un verdadero cristiano debe tener".

Esta verdadera aceptación de Cristo comenzó un innegable fuego interno en José que le llevó a convertirse en un Misionero en Línea, un seminarista y eventualmente en pastor de su iglesia local.

Ahora, José es un creyente que guía a muchos a la verdad suprema de Jesucristo como Señor y Salvador. Dios pudo hacer todo esto a través de un simple mensaje de José y del fiel trabajo de Mike, su Misionero en Línea.

A medida que su vida continúa con incertidumbre debido a su enfermedad, José si puede estar seguro de una cosa: ¡su vida está resguardada en Cristo en las alturas!

Cuando José se conectó con nosotros, él comenzó a comunicarse con un amigo en Cristo quien no tan solo le guió hacia el camino del Señor, también se convirtió en su amigo. Al igual que él, usted también puede tener una relación con el Dios todopoderoso. Estamos aquí, ¡listos para guiarle y ayudarle en cada paso del camino!


Ore esta semana:

Señor, revélame el propósito que tienes para mi vida. Moldeame en tus caminos y hazme útil para que Tu nombre sea proclamado en toda la tierra. Amén.


¿Quiere tener una amistad centrada en Dios?

Haga clic AQUÍ.

¿Le gusta este contenido?

¿Le gustó lo que acaba de leer? Suscríbase para recibirlo en su buzón como un e-mail

Suscríbase

Artículos relacionados

Por Qué las Posesiones no le Harán Feliz

Cómo alimentar su alma y encontrar la satisfacción eterna.

Lea más

El Poder de un Testimonio

¿Qué historia le ayudó a decidir aceptar la salvación de Dios por medio de Jesucristo?

Lea más